miércoles, 9 de noviembre de 2016

XIII FESTIVAL DE CINE EUROPEO DE SEVILLA (6)

EL DÍA MÁS FÉLIZ EN LA VIDA DE OLLI MÄKI Amor y entrenamiento de un púgil pluma

Título original: Hymyilevä mies
Finlandia-Suecia-Alemania 2016 92 min.
Guión y dirección Juho Kuosmanen Fotografía Jani-Petteri Passi Música Laura Airola, Joonas Haavisto y Miika Snare Intérpretes Jarkko Lahti, Oona Airola, Eero Milonoff, Joonas Saartamo, Mika Melender, John Bosco jr. Estreno en el Festival de Cannes 19 mayo 2016; en Finlandia 2 septiembre 2016

Para su segundo largometraje el realizador finlandés Juho Kuosmanen ha fijado su atención en una suerte de héroe nacional, un boxeador de peso ligero que cosechó grandes triunfos a lo largo de la carrera, si bien la película se centra en el fracasado combate que libró en 1962 frente al campeón del mundo, el estadounidense Davey Moore. Su entrenamiento, básicamente centrado en perder peso para alcanzar la categoría de peso pluma, y la relación sentimental con su novia, centran la estructura narrativa del film a dos bandas, con el fin de bautizar ese feliz día del título más por el amor que por el triunfo en el ring. Lástima que el proceso sea demasiado disperso, y la empatía con quien debía ser un carismático personaje brille por su ausencia, una vez más por la falta de una planificación y una estructura narrativa eficiente. Rodada en impoluto blanco y negro y con una adecuada ambientación, es la definición de los personajes y el carácter impreciso de lo narrado, con caídas de tensión y ritmo frecuentes, y cierta dispersión que alejan la atención de lo que verdaderamente debería ser importante, lo que malogran las posibilidades de un film que en principio ofrecía muchos atractivos. Aún así logró hacerse con el premio de la sección Un certain regard en Cannes.

LAND OF MINE (BAJO LA ARENA) La sinrazón de la guerra

Título original: Under sandet
Dinamarca-Alemania 2015 100 min.
Guión y dirección Martin Zandvliet Fotografía Camilla Hjelm Música Sune Martin Intérpretes Roland Møller, Louis Hofmann, Joel Basman, Mikkel Boe Følsgaard, Laura Bro, Mads Riisom, Oskar Bökelmann, Emil Belton, Oskar Belton Estreno en el Festival de Toronto 10 septiembre 2015; en Dinamarca 3 diciembre 2015

Al término de la Segunda Guerra Mundial las playas de Dinamarca quedaron sembradas de minas, ante la sospecha de que el desembarco aliado que acabó con la guerra en Europa se realizara allí. Jovencísimos soldados alemanes prisioneros de guerra, fueron obligados a limpiarlas ante la mirada llena de odio y resentimiento de un pueblo que fue duramente castigado por la invasión nazi. Este poco conocido episodio de la posguerra ha servido al joven director Martin Zandvliet para gritar en su tercer largometraje un no rotundo al odio y la guerra entre naciones que no deberían sino entenderse y ayudarse, como lo hacen de forma natural sus habitantes antes de ser manipulados por las fuerzas en el poder. Realizada en un estilo eminentemente clásico y académico, los acontecimientos se ven prácticamente venir desde el principio, cuando el oficial danés encargado de una de las misiones encaminadas a este fin, vierte su dolor y rabia sobre el pelotón de jóvenes que le ha sido asignado. Su posterior evolución no es sino la previsible, pero funciona para dejar claro el mensaje que interesa transmitir, mientras se suceden secuencias de alta tensión y giros que captan la atención del espectador, calando finalmente hondo y cumpliendo un mensaje pacifista bien articulado e impecablemente narrado, aunque a veces caiga en la reiteración y cierto maniqueísmo. Premio del Público en el Festival de Gijón.

Crítica de Pepe Serrano en El Correo de Andalucía

I, OLGA HEPNAROVÁ Los motivos de una asesina

Título original: Já, Olga Hepnarová
República Checa-Polonia-Eslovaquia-Francia 2016 105 min.
Dirección Petr Kazda y Tomás Winreb Guión Roman Cilek, Petr Kazda y Tomás Weinreb Fotografía Adam Sikora Intérpretes Michalina Olszanska, Martin Pechlát, Klára Melisková, Marika Soposká, Juraj Nvota, Martin Finger, Marta Mazurek Estreno en el Festival de Berlín 11 febrero 2016; en República Checa 24 marzo 2016

El terrible atentado de este pasado verano en Niza tuvo precedente en los setenta en Praga, cuando una joven atropelló intencionadamente con una camioneta a una multitud de personas que paseaban por la acera de una concurrida calle de la capital checa. La ópera primera de esta pareja de realizadores pretende diseccionar la controvertida personalidad de Olga Hepnarová, pero lo hace con ese estilo frío habitual del cine de los antiguos países soviéticos, esa frialdad que les caracteriza, que apenas logra esbozar un retrato mínimamente convincente de la asesina en masa. Su paso por instituciones psiquiátricas, una madre autoritaria, sus improbables flirteos lésbicos y su carácter poco sociable y algo rancio, no reciben en esta película un tratamiento suficientemente equilibrado y empático como para generar en el espectador la necesaria inquietud. Falta además ritmo y en cierto punto se evidencia un enorme desequilibrio narrativo, cuando tras diversos episodios inconexos la joven relata en una carta todo lo que ya hemos visto antes, y a partir de ahí la cinta se convierte en una de juicios y prisiones que acaban en una igualmente aséptica ejecución. Y todo ello pretendiendo seguir el patrón en blanco y negro de la muy celebrada película polaca Ida.

Artículo publicado en El Correo de Andalucía

MALGRÉ LA NUIT La noche me confunde y aburre

Francia-Canadá 2015 150 min.
Dirección Philippe Grandrieux Guión Philippe Grandrieux, Bertrand Schefer, Rebecca Zlotowski y John Henry Butterworth Fotografía Jessica Lee Gagné Música Ferdinand Grandrieux Intérpretes Kristian Marr, Ariane Labed, Roxane Mesquida, Paul Hamy, Johan Leysen, Sam Louwyck, Aurélien Recoing Estreno en Francia 6 junio 2016

La apuesta supuestamente transgresora del festival de este año es una indigesta película de dos horas y media de duración que juega con la paciencia y el intelecto del espectador, sometido a una narrativa y puesta en escena tan burda como intrascendente, con la que se propone mostrar una serie de comportamientos relacionados con la sexualidad que a estas alturas ni interesan ni motivan. Pretende generar una nueva forma de hacer cine en la línea del universo de David Lynch, pero le falta estilo e imaginación para ni siquiera acercarse al creador de Twin Peaks. No hay ni audacia en esta propuesta trasnochada e irritante que juega a ser provocativa y novedosa sin intentar implicar a un público que prefiere sin duda sentarse ante el ordenador y buscar en internet placeres extremos a la carta que seguirle el juego a al realizador de semejante engendro. Hubiera resultado mejor si en lugar de mostrarnos tan reiterativas y aburridas secuencias hubiese prestado atención a las caras de quienes asistieron a la proyección antes de ir abandonando progresivamente la sala, como si de un Shirin de Kiarostami se tratara. Pero como hay gustos y criterios diferentes, y sólo hace falta justificarlos, les dejo con la

Crítica de Ismael G. Cabral en El Correo de Andalucía

SAFARI De paseo con depredadores

Austria 2016 91 min.
Dirección Ulrich Seidl Guión Ulrich Seidl y Veronika Franz Fotografía Wolfgang Thaler y Jerzy Palacz Intérpretes Gerlad Eichinger, Manuel Eichinger, Eva Hofmann, Tina Hofmann, Manfred Ellinger, Inge Ellinger, Marita Neeman, Volker Neeman, Markoff Schmidt, Eric Müller Estreno en el Festival de Venecia 3 septiembre 2016

Travieso y controvertido, pero también un maestro de la imagen, Ulrich Seidl nos ha llevado de paseo por las miserias de su país, que a la larga son las de nuestra mezquina porción del planeta. En su trilogía del Paraíso rebuscó entre el turismo sexual, el fanatismo religioso y las vanidades del cuerpo, mientras con En el sótano nos adentró en los secretos más inconfesables del más variopinto conjunto humano. Ahora nos lleva de safari, el último grito en turismo familiar, o si se quiere de pareja. Porque varias parejas son las que hablan de las bondades de la caza, los prejuicios sobre el trofeo, la superioridad del hombre como cúspide de la pirámide de la creación, y la necesidad de mirar a la muerte frente a frente porque ese es el fin inevitable de cualquier ser vivo. Mientras tanto nosotros y nosotras vemos hermosos animales (¡hasta una jirafa!) merced del capricho de unos depredadores irredentos Y los vemos agonizar y ser despellejados y desmembrados por pobres diablos al servicio del capitalista, que apenas reciben la carroña que sobra de tan majestuosos cuerpos torturados. Pero todo forma parte del gran negocio, de ese afán del hombre poderoso por encontrar nuevos pasatiempos que sustituyan su falta de inquietud cultural y les provoquen la descarga de adrenalina que necesitan tras un agotador proceso de fabricación de dinero. Ulrich Seidl nos lleva a pasear con estos indecentes depredadores, y puede que ellos ni se den cuenta de que los están vigilando y criticando, o puede que seamos nosotros y nosotras quienes creamos ver crítica y denuncia cuando en realidad sólo hay una cámara que procesa objetivamente la devastación que se produce ante ella. Y es que Seidl es un maestro de la imagen, de la composición, del color y la luz; su mirada no deja indiferente y merece alzarse con el Giraldillo de Oro de esta edición, siempre que los devastadores episodios mostrados en pantalla no hayan sido provocados para producir el film, que sólo hayan sido aprovechados como haría cualquier buen documental.

Crítica publicada en El Correo de Andalucía

No hay comentarios:

Publicar un comentario