martes, 8 de noviembre de 2016

XIII FESTIVAL DE CINE EUROPEO DE SEVILLA (5)

A WAR Todas las víctimas de la guerra

Título original: Kringen
Dinamarca 2015 115 min.
Guión y dirección Tobias Lindholm Fotografía Magnus Nordenhof Jønck Música Sune Wagner Intérpretes Pilou Asbaek, Tuva Novotny, Dar Salim, Søren Malling, Charlotte Munck, Dulfi Al-Jabouri, Phillip Dem Dambaek, Jakob Frølund Estreno en el Festival de Venecia 5 septiembre 2015; en Dinamarca 10 septiembre 2015

Nominada el año pasado al Oscar a la mejor película de habla no inglesa, Kringen está dirigida por el guionista de Submarino y La caza, ambas de Thomas Vinterberg, así como realizador de Secuestro. Con trazo firme y una estructura precisa y certera, cuenta la historia del comandante de un batallón danés en Afganistán, a la vez que muestra la vida de su familia en la acomodada Europa, paradigma del bienestar que se pretende preservar con estas intervenciones en conflictos internacionales que ponen en peligro la estabilidad de un sistema establecido por unos pocos y asumidos por todos y todas. En cierto momento ocurre un acontecimiento que coloca al protagonista en una situación delicada y hasta límite, al borde del colapso, convirtiéndolo en víctima propiciatoria de un régimen que permite todo tipo de atrocidades cubiertas legalmente, del mismo modo que busca chivos expiatorios allí donde el Estado de Derecho pudiera sufrir alguna quiebra. Ofreciendo la información necesaria, situándonos en una posición que nos permite juzgar´los acontecimientos de forma más o menos neutral, Lindholm construye un relato impecable, muy bien rodado y con intenciones resueltas de forma brillante.

Crítica de Pepe Serrano en El Correo de Andalucía

AMOR Y AMISTAD Intrigas amorosas pijas

Título original: Love & Friendship
Irlanda-Francia-Holanda 2016 92 min.
Guión y dirección Whit Stillman, según la novela “Lady Susan” de Jane Austen Fotografía Richard Van Oosterhout Música Benjamin Esdraffo y Mark Suozzo Intérpretes Kate Beckinsale, Chlöe Sevigny, Xavier Samuel, Tom Bennett, Jenn Murray, Emma Greenwell, Lochlann O'Mearáin, Stephen Fry, Justin Edwards, Conor Lambert Estreno en el Festival de Sundance 23 enero 2016; en España 18 noviembre 2016

El director norteamericano Whit Stillman fue recibido a principios de los noventa como un soplo de aire fresco en la comedia de costumbres americana, intelectual y pija al mismo tiempo, empeñado en retratar los hábitos y manías de la juventud mejor acomodada en títulos como Metropolitan, Barcelona, The Last Days of Disco y más recientemente Damiselas en apuros. Una novela de juventud de la reputada y tantas veces llevada al cine Jane Austen, Lady Susan, le sirve ahora para continuar por esa deriva pero esta vez adentrándose en un terreno nuevo, el de la adaptación literaria y la ambientación de época. Su estilo a fuerza de excesivos diálogos y continuas luchas de género, se pone en este caso al servicio de una rocambolesca trama vodevilesca en la que se dan cita intrigas románticas y de intereses, cambios de pareja, engaños y traiciones, siempre con la exquisita educación y las impecables buenas costumbres que caracterizan este tipo de empresas. El resultado por supuesto se resiente de cierto anacronismo para el espectador actual, en cuanto la mujer es presentada como ser calculador, liante y controlador, sin que en la adaptación se hayan amortiguado ninguna de estas fatales características. Un ritmo enérgico y vibrante, soluciones estéticas y narrativas divertidas, como una curiosa presentación de los personajes, la letra sobreimpresa de los textos que leen los protagonistas o una esmerada selección musical por otro lado casi omnipresente, se unen a un atractivo reparto en el que sobresale la hermosa Kate Beckinsale, para erigirse en alicientes de una entretenida sesión de cine.

Crítica publicada en El Correo de Andalucía

MA LOUTE Empacho de disparataes

Francia-Alemania 2016 122 min.
Guión y dirección Bruno Dumont Fotografía Guillaume Deffontaines Intérpretes Fabrice Luchini, Juliette Binoche, Valeria Bruni Tedeschi, Jean-Luc Vincent, Brandon Lavieville, Raph, Didier Després, Cyril Rigaux, Laura Dupré, Thierry Lavieville, Caroline Carbonnier Estreno en el Festival de Cannes 13 mayo 2016

Nada hacían presagiar Flandres y Camille Claudel 1915 que Bruno Dumont viraría hacia la comedia más alocada con su miniserie El pequeño Quinquin y ahora este excéntrico largometraje. Ma Loute plantea una delirante intriga policial en unos hermosos paisajes marítimos de principios del siglo XX. Turistas acaudalados se mezclan con marineros locales en lo que parece querer ser una recuperación del slapstick que tanto rédito ha dado al cine desde prácticamente sus inicios. Humor cocinado a base de continuas caídas, situaciones disparatadas, personajes grotescos y sobreactuaciones, especialmente una insoportable Juliette Binoche que demuestra que este tipo de comedias no es lo suyo; mejor se defienden Luchini y Bruni Tedeschi. En el apartado comedido se encuentran una andrógina Raph y los padre e hijo Thierry y Brandon Lavieville, este segundo interpretando el personaje que da título a la película. Antropofagia y levitación trascendental se acumulan también en un espectáculo espléndidamente fotografiado, pero que una vez ha mostrado sus cartas, cas todas cómicas, las agota, frenando su posible audacia y desde luego cualquier atisbo de interés. La risa está asegurada, pero la sensación de vacuidad es tan enorme que la balanza acaba inclinándose hacia la mediocridad, cuando en realidad se está buscando la tan anhelada originalidad. No sería justo sin embargo obviar el efecto cómico que tiene el uso del sonido en esta película por cierto galardonada en Cannes con el premio a la mejor sincronización musical, el Preludio del segundo acto de la ópera inacabada Barberine del compositor belga Guillaume Lekeu.

Crítica publicada en El Correo de Andalucía

MIMOSAS La fe no mueve montañas

España-Marruecos-Francia-Qatar 2016 96 min.
Dirección Oliver Laxe Guión Santiago Fillol y Oliver Laxe Fotografía Mauro Herce Intérpretes Ahmed Hammoud, Shakib Ben Omar, Said Aagli, Laaziza Ikram, Ahmed El Othemani, Hamid Fardjad, Margarita Albores Estreno en el Festival de Cannes 16 mayo 2016; en Marruecos 22 mayo 2016

Haciendo referencia al enigmático título llegamos a la conclusión de que el único mimado aquí es el director gallego Oliver Laxe, que consiguió con su anterior trabajo, Todos vos sodes capitáns, el Premio Fipresci en la Quincena de Realizadores, y ahora con ésta el Gran Premio en la misma sección de Cannes, un festival que sin duda lo mima. Manejando los recursos que han hecho célebre la forma de contar historias en Irán, Laxe sitúa a sus personajes en un paisaje tan hermoso como peligroso, llevando de un lado a otro un peculiar paquete que tiene que ser entregado en Sijilmasa, la capital más cercana. Pero no basta con hacer acopio del conocimiento obtenido a través del estudio de cinematografías tan particulares como la referida, sino que es necesario tener muy claro de qué se quiere hablar y cómo hacerlo sin despistar ni marear. Ni es un western ni una de aventuras como una parte importante de la crítica se ha empeñado en promulgar. Grandes parajes desérticos y montañosos con personajes a caballo no convierten una cinta en western, y desde luego la aventura exige unos parámetros y un ritmo que aquí no asoman ni por casualidad. Por el contrario Laxe parece querer hablarnos de la lucha entre la fe y el pragmatismo en una sociedad condenada al primitivismo y la violencia más absoluta. Sin apenas sentido del espacio ni del tiempo, los acontecimientos y las reacciones se van sucediendo a golpe de guión con la intención de generar una metáfora sobre el lavado de cerebro que practica la religión, mientras su hora y media de duración pasan por nuestros ojos como si del doble se tratara.

Crítica publicada en El Correo de Andalucía

No hay comentarios:

Publicar un comentario